Líneas Romero

Cómo llegar a La Graciosa y practicar tu deporte preferido

Líneas Romero

¿Te imaginas visitar un lugar paradisíaco con una riqueza natural privilegiada y poder practicar ciclismo, senderismo o actividades acuáticas? La Graciosa está a tan solo 25 minutos en barco desde Lanzarote y llegar allí es muy fácil.

Aunque hay un pequeño helipuerto para emergencias, a La Graciosa solo se puede llegar en barco.  Hay una línea regular que cruza el estrecho que la separa de Lanzarote, conocido como El Río. Hay barcos prácticamente cada hora. El primero sale de Órzola a las 8:30h de la mañana y el último, a las 20h o a las 19h según el mes del año.

Si quieres viajar con tu mascota, tabla de surf, bicicleta o llevas equipaje, no te preocupes, con Líneas Romero podrás transportar todo esto sin coste adicional.

También puedes visitar la Graciosa con excursiones. Un autocar te recogerá en tu hotel y te dejará de vuelta al final del día, tendrás un guía profesional y muchas facilidades.

Pero si lo tuyo es el buceo, en La Graciosa hay un centro escuela que ofrece bautismos de mar y muchos otros cursos para buceadores certificados, alojamiento, venta y alquiler de material… ¿Sabes que La Graciosa está en el área marina protegida más extensa de Europa?  Sus fondos esconden especies únicas y hay puntos de inmersión para todos los niveles y gustos. ¡Te encantará!

¿Qué puedes hacer en La Graciosa?

Pero además de bucear por sus aguas y practicar deportes náuticos como el surf, La Graciosa ofrece muchas otras experiencias. Es una isla completamente plana sobre la que destacan cuatro montículos volcánicos. Y es ideal para practicar senderismo y ciclismo.

Hay diferentes rutas de trekking y todas ellas ofrecen un paisaje sensacional. Para empezar, te diremos que La Graciosa no tiene ni una sola carretera asfaltada ¿No te parece fantástico? Podrás caminar rodeado de auténtica naturaleza en estado puro.

Una de nuestras rutas preferidas es la que asciende a la Montaña Amarilla. Es un recorrido fácil de unos 10 kilómetros de ida y vuelta desde la Caleta de Sebo. Cogemos el camino en dirección a la Playa de los Franceses y bordeamos la costa. Después de Bajar de la Peña llegaremos a la Playa de los Franceses y, posteriormente, a la de La Cocina, situada justo a los pies de la Montaña Amarilla.

Isla de La Graciosa en las Islas Canarias.

Este montículo volcánico mide 172 metros de altura. Y no es el único. En total, en La Graciosa hay cuatro montes. Coronar la cima más alta también es posible. Es la Montaña de las Agujas y mide 266 metros. Desde allí la vista es más que impresionante.

Hacer senderismo por esta pequeña isla te permitirá observar una rica avifauna, como gaviotas argénteas, pardelas, petreles de Bulwer y otras especies; además de las plantas endémicas con características tan especiales que les permiten sobrevivir en las extremas condiciones de salinidad y aridez de la zona.

El ciclismo es una de las actividades a realizar en La Graciosa.

También puedes pedalear y explorar las distintas playas de la pequeña isla. Un bonito camino de 5 kilómetros separa Caleta de Sebo de la playa de Las Conchas, recorriendo la isla en diagonal. Las Conchas es una de las playas más espectaculares de España y la más famosa de La Graciosa. Es extensa, con aguas turquesas y arena dorada, y desde ella se divisa el volcán Montaña Bermeja y el islote Montaña Clara, también de tierra rojiza.

Una vez en Las Cochas, puedes volver a Caleta de Sebo en una ruta circular por la playa de La Lambra y el núcleo de casas de Pedro Barba. En total, son 15 kilómetros de recorrido por caminos sin asfaltar, entre un paisaje árido y natural.

Recuerda llevar protección solar y suficiente agua. La Graciosa es una isla casi desértica con sólo dos pequeños núcleos de población, Caleta de Sebo y Pedro Barba. Sólo hay un restaurante-bar en Caleta de Sebo, en el puerto. Así que debes salir de allí con todo lo necesario para practicar tu deporte preferido. La naturaleza salvaje te está esperando.

Guía completa de La Graciosa

SHARE THIS STORY |