Líneas Romero

5 playas de La Graciosa que tal vez no conocías

Líneas Romero

La isla de La Graciosa es por sí misma un paraíso. Si, además, visitas las playas en las que no encontramos gran afluencia turística, no querrás irte nunca de la octava isla canaria. Hoy te presentamos cinco playas que, aunque no son las más conocidas, ahí radica su ventaja, puesto que no están tan concurridas como otras y en ellas podrás encontrar un lugar de calma para disfrutar de tus vacaciones.

Playa Baja del Ganado, un lugar salvaje con vistas a Montaña Clara

Podemos decir que Playa Baja del Ganado es una playa de contrastes. Los colores de sus aguas turquesas y la arena blanca chocan de una manera espectacular con el color negro intenso de las rocas volcánicas que se encuentran de manera desordenada por toda la orilla. Decimos que es una playa salvaje porque no cuenta con ningún tipo de servicio y su acceso, aunque fácil, es a pie y no cuenta con un paseo de acceso.

Aunque, si tenemos que quedarnos con algo de esta playa, son sus increíbles vistas a Montaña Clara. Montaña Clara es un islote deshabitado que forma parte del Parque Natural del Archipiélago Chinijo, la mayor reserva marina de Europa. Desde Playa Baja del Ganado también podrás divisar Alegranza, otro islote al norte de la isla de La Graciosa.

Playa del Ámbar, un espectacular paisaje dunar

Playa del Ámbar es también conocida como Playa de Lambra. Se trata de una playa donde hay fuertes corrientes de agua, por lo que bañarse puede resultar peligroso en días de viento. Es una playa muy agreste de aguas claras y, de la misma manera que Playa Baja del Ganado, se caracteriza por los contrastes de su arena blanca y las rocas volcánicas de gran tamaño que encontramos en la zona.

Al estar rodeada de grandes dunas de arena, esta playa nos hace sentirnos en plena naturaleza, ya que se trata de una zona virgen donde apenas llegan los turistas.

Existe una ruta en bicicleta o a pie entre Playa de las Conchas y Playa del Ámbar, que quedan separadas por Los Arcos, una formación rocosa a la que el mar y el viento le han ido dando forma a lo largo de los años.

Cabe decir que la Playa de Las Conchas también destaca por su belleza y es un punto de interés muy conocido en la isla de La Graciosa, aunque está más concurrida que Playa del Ámbar.

Caleta de Pedro Barba, la playa más tranquila de La Graciosa

¿Conoces las Casas de Pedro Barba? Es el segundo núcleo urbano de La Graciosa, aunque está solo habitado durante la temporada alta, por lo que podemos seguir afirmando que Caleta de Sebo es el único núcleo urbano de la isla. Es un lugar digno de recorrer ya que, si lo visitas durante los meses de otoño o invierno, lo encontrarás desolado y el paisaje es muy curioso. Cerca de las Casas de Pedro Barba, como ya habrás imaginado, encontramos la caleta de Pedro Barba.

La Caleta de Pedro Barba es una de las zonas más tranquilas de La Graciosa. Al ser pequeña y encontrarse lejos del núcleo urbano de Caleta de Sebo, estarás prácticamente solo en este trozo de paraíso. Tienes que saber que en esta zona no encontrarás ningún tipo de servicio turístico, ya que es una zona muy desolada, sobre todo fuera de la temporada de verano.

Pedro Barba, en La Graciosa.

Playa El Salado, una playa de la Bahía del Salado

En la zona sur de La Graciosa, encontramos un conjunto de playas conocido como Bahía del Salado. La Playa El Salado ha tomado el nombre de esta zona y es el lugar perfecto para admirar la maravillosa Montaña AmarillaLa Playa El Salado es rocosa, pero sus aguas turquesas hacen que valga la pena visitarla. No olvides llevar calzado de agua adecuado.

Montaña Amarilla es un volcán que ha tomado este nombre por sus intensos colores amarillos de las rocas que lo forman. Este volcán tiene una altura de 172 metros, por lo que es uno de los puntos más altos de la isla.

Playa de La Cocina

Si quieres observar más de cerca el Volcán de Montaña Amarilla, debes llegar hasta Playa de La Cocina, pues esta cala descansa justo a los pies de los acantilados de rocas amarillas. El contraste de colores entre las aguas turquesas que bañan la orilla y el amarillo del volcán es indescriptible. La Playa de La Cocina es una de las más recomendadas de La Graciosa, pero no suele encontrarse muy concurrida.

Existe una ruta que se inicia en Caleta de Sebo y concluye en la Playa de La Cocina (también conocida como Playa Montaña Amarilla). Son 10 kilómetros incluyendo la vuelta y, por la belleza del lugar y la facilidad de la ruta, vale la pena realizarla. Puedes realizar esta ruta a pie o en bicicleta.

Caleta de Sebo, un núcleo urbano de pescadores y Playa de La Laja

No podíamos dejar de mencionar Caleta de Sebo, el único núcleo urbano habitado durante todo el año en La Graciosa. Es el punto donde llegan los ferries desde Lanzarote y el punto clave de la isla donde encontrar cualquier servicio que necesites, desde restaurantes, hasta alojamiento o supermercados.

Desde Caleta de Sebo podrás iniciar diversas excursiones a otros puntos de la isla y alquilar una bicicleta si quieres practicar cicloturismo por la bonita isla de La Graciosa.

En Caleta de Sebo encontramos la Playa de La Laja, ideal para toda la familia, ya que sus aguas son tranquilas y seguras. Aunque se trata de una de las más concurridas de la isla, es digna de mencionar por su belleza y los servicios que ofrece.

Caleta de Sebo, núcleo urbano de La Graciosa.

¿Sabías que puedes visitar La Graciosa en una completa excursión a bordo de un lujoso catamarán? Se trata de nuestra excursión I Love La Graciosa. Y si eres de los aventureros, puedes visitar la isla a tu manera, con nuestra excursión La Graciosa a tu aire. Además, ¡puedes embarcar gratis tu bicicleta o equipo de surf! Reserva tu excursión directamente desde nuestra web.

Guía completa de La Graciosa

SHARE THIS STORY |