Líneas Romero

¿Qué comer en Órzola?

Líneas Romero

Órzola, un pintoresco pueblo marinero situado al norte de la isla de Lanzarote, de donde a diario parten los ferries que conectan la isla de La Graciosa con Lanzarote, es un lugar de referencia para los deseosos de degustar los deliciosos sabores del mar. Comer en Órzola es toda una experiencia gastronómica, ¡prepárate para saborearla!

Órzola, un placer para los paladares

Si algo caracteriza a la gastronomía de este pueblo pesquero de Lanzarote, es el sabor del mar, porque todo el pescado y marisco que se sirve en sus variados restaurantes y bares es fresco, proveniente de las capturas diarias.

En un recorrido por las terrazas del puerto encontrarás más de un restaurante donde comer el sancocho, un guiso típico de la cocina canaria elaborado con mero o cherne, acompañado de papas y batatas, mojo y pella de gofio. Si eres de los que gustan de los platos de cuchara, también puedes saborear el caldo de millo, en el cual su ingrediente principal es el millo (maíz), o también probar un sabroso y sano potaje canario.

Las elaboraciones de los platos a la plancha más característicos tienen como protagonistas a las sardinas, las lapas, las samas, las viejas, el mero y el cherne, que, aderezados con ajo y perejil, harán que te chupes los dedos… Y la parrillada de pescado ¡otro acierto para el paladar!, un plato abundante de pescados variados como el bocinegro, sargo, antoñito, vieja...

Y si te gustan las tapas y la cultura del tapeo, también podrás probar estas miniaturas gastronómicas con sabor a marisco o pescado junto a las tablas de queso majorero, acompañados de lapas con picadillo. Tapear a orillas del mar es un placer para los sentidos.

Por otro lado, un plato que no puedes dejar de probar en cada sitio que visites en Lanzarote son las papas arrugadas con mojo. Esta especialidad de la gastronomía canaria tiene su característica en cada rincón de la isla. Y asimismo el gofio, otra tradicional elaboración de la cultura y tradición gastronómica de las Islas Canarias.

Pero también la carne está presente en la cocina de este bonito pueblo. El cabrito es el sabor típico de Lanzarote y, aquí también se puede degustar ya sea preparado al horno, adobado o frito.

Además, cualquiera de estas delicias gastronómicas de Lanzarote las puedes acompañar con un vino de denominación de origen (D.O.). En cualquiera de los casos, será el punto culminante de cualquier exquisito plato que pruebes en esta increíble isla llena de cultura y encanto.

Y como toque final, prueba un bienmesabe, un postre elaborado con almendras, miel, limón y huevo, te dará fuerzas para recorrer el resto de Órzola. ¡Con ese nombre es imposible resistirse!

Un paseo por Órzola

El paseo por Órzola es obligado después de haber disfrutado de una excelente comida. Las vistas desde el pueblo hacia el Archipiélago Chinijo, lo convierten un lugar fantástico para visitar. Pero recorrer los alrededores es aún más alucinante. Sus playas son tranquilas e ideales para pasar el día.

En sus calas vírgenes podrás tumbarte al sol a contemplar el paisaje o dormir una estupenda siesta al son del murmullo del mar. Podrás disfrutar de un chapuzón en las piscinas naturales de Los Calentones, donde predomina la tranquilidad del lugar. En Calentón Blanco, la arena blanca fina contrasta con el negro de rocas volcánicas que emergen en el agua cristalina y calma. Es una cala ideal para ir con niños, quienes disfrutarán a pleno chapoteando en las charcas y observando la naturaleza diminuta que se esconden en ellas. Es una de las calas de mayor tamaño cercanas al pueblo de Órzola y de camino a Jameos del Agua.

Si eres aficionado a surf, con las fuerzas renovadas, puedes ir a surfear las olas a la Playa de la Cantería. De arena rubia y de oleaje apetecible para entrar con la tabla, tiene unas vistas impactantes a La Graciosa, es un sitio ideal para desconectar y pasar el día.

Si sientes que la Isla de La Graciosa te llama, en el puerto de Órzola tienes el ferry que te llevará a conocerla. Parten varios durante el día hacia el puerto de Caleta de Sebo, y en aproximadamente 30 minutos estarás en La Graciosa. Puedes llevar tu tabla de surf, tu mascota, tu bicicleta y pasar un excelente día en sus playas vírgenes.

Llegar a Órzola

Llegar a Órzola es fácil desde cualquier punto de Lanzarote, tanto en coche como en autobús. Pero famoso es su recorrido para senderistas y ciclistas que cruza Lanzarote de norte a sur. El Camino Natural (GR-131) une Playa Blanca en el Sur con Órzola en un recorrido de 71 km que atraviesa en su trayecto los lugares más espectaculares de la isla como el Parque Nacional de Timanfaya, el Monumento Natural de La Corona, el Parque Natural de los Volcanes, el paisaje protegido de La Geria, entre otros.

También desde Puerto Del Carmen, existe una ruta que la une con Órzola para los amantes del ciclismo y senderismo. Durante el recorrido se pueden ver maravillosas calas, acantilados y bonitos pueblos. Sin duda, un paseo maravilloso para los amantes de los paisajes.

Así, pasar por el pueblo de Órzola es una visita obligada para todos los visitantes que llegan a Lanzarote.

SHARE THIS STORY |

También te puede interesar