Líneas Romero

Las mejores calas de las Islas Canarias

Líneas Romero

Hay muchos rincones en el archipiélago canario donde nadar en aguas cristalinas, tumbarte en la arena o disfrutar de una puesta de sol. Pero si lo que quieres es, además de todo esto, huir de la masificación de las famosas playas y pasar un día tranquilo en pareja, en familia o con amigos, pon rumbo a cualquiera de las calas que se esconden en las islas.

Aquí te mencionamos algunas las mejores calas de las Islas Canarias donde podrás desconectar y hacer todo eso que quieres y mucho más:

Las mejores calas de Lanzarote

Cala de El Pozo (Yaiza): Situada al sureste de la isla, es una playa solitaria, de arena oscura de origen volcánico y de aguas tranquilas. En días despejados, desde esta playa se alcanzan a ver las Dunas de Corralejo de Fuerteventura y el Islote de Lobos. El acceso a la cala es difícil, se debe realizar a pie a través de caminos tradicionales de pastoreo de cabras desde la playa de La Arena, una caminata de aproximadamente media hora, razón por la cual es poco visitada. Es recomendable llevar calzado para entrar en el agua por la presencia de callaos.

Caletón Blanco (Órzola-Haria): Esta playa de jable blanco, cercana al pueblo de Órzola, es una visita obligada luego de pasar por Jameos del Agua.  Es una playa tranquila, formada por las coladas volcánicas que forman charcos de mar de poca profundidad y de aguas azules y apacibles. Es un lugar fantástico para observar la naturaleza, ya que muchas aves migratorias encuentran en este sitio un lugar para reponer fuerzas en su travesía y alimentarse en las charcas.

Bañadero de Guatiza: Las piedras forman un dique que resguarda a la cala de corrientes de viento y del oleaje. Hasta este paraje tranquilo se puede llegar en coche y está no muy lejos de Arrecife y de otros centros turísticos.

Calas de la Peñita (Puerto del Carmen): Si no quieres salir de Puerto del Carmen encontrarás, apartada del bullicio de la ciudad, las Calas de la Peñita. Son muy tranquilas, de arena dorada y de buen clima. Con unas espectaculares vistas al Monumento Natural de Los Ajaches y, de fondo, Fuerteventura y la Isla de Lobos. Una ventaja que tienen es la cercanía a restaurantes y bares, donde se puede ir a comer para reponer fuerzas y, luego, continuar con la jornada de playa.

Cala Cueva de Doña Juana (Puerto del Carmen): Es una pequeña cala de unos 60 metros, conocida también como la playa del hotel porque se ubica próximo al Hotel Fariones. Es una cala tranquila, de arena volcánica, guarecida del viento y de aguas apacibles, ideal para los niños. El acceso no es del todo fácil, se llega a ella desde la playa Pila de la Barrilla por un sendero de piedras y bajando luego por una escalera algo derruida, pero vale la pena recorrerlo.

Calas en La Graciosa

Las mejores calas de La Graciosa

La Cocina: Es una cala aislada y pequeña, de 50 metros de longitud. Para llegar a ella desde Caleta de Sebo, hay que ir en bicicleta (25 minutos) o a pie (una hora).

Se sitúa al pie de la Montaña Amarilla y el paisaje que conforma con los colores amarillos y cobres de la montaña contrasta con el turquesa y verde del agua, hacen de esta cala un lugar maravilloso. Por estar encerrada por la montaña, el mar es calmo y la playa es calurosa, por lo que es recomendable llevar agua para mantenerse hidratado.

La cala está orientada hacia la costa noroeste de la vecina isla de Lanzarote, podrás contemplarla en el horizonte.

Barranco de los Conejos: Es playa virgen de 55 metros de longitud por 10 metros de ancho. Situada cerca de puerto Calero en una zona aislada de baja ocupación, su playa está formada por arena blanca y grava, es ventosa pero el mar es tranquilo. Es de fácil acceso a pie.

Las mejores calas de Fuerteventura

 Playa del Roque (Costa de Tuineje): Se encuentra en la desembocadura del barranco del mismo nombre, al pie del Faro de la Entallada. Es una cala de arena oscura, compuesta de callaos y agua transparente, con bastante oleaje y poca profundidad por lo que se puede apreciar muy fácilmente la fauna marina que abunda en la zona. Ideal para hacer snorkel o buceo.

Calas de El Cotillo: Al norte de El Cotillo, se encentran una serie de calas muy bonitas, rodeadas de arrecifes naturales de roca volcánica como Los Lagos, la Playa de la Concha o Los Charcos. Todas de arenas blancas y fina, aguas cristalinas sin oleaje, ideales para ir con niños. Muchas cuentan con restaurantes cercanos donde poder ir a comer.

Mejores calas en Tenerife

Las mejores calas de Tenerife

Caleta de los Hippies o Playa de Diego Hernández (Adeje): Una playa de fácil acceso y no muy conocida que está situada cercana al puerto de Adeje, al sur de la isla. De arena blanca y mar color azul y verde, es una playa muy reservada donde el relax está garantizado.

Playa La Pelada (Granadilla de Abona): Es una playa aislada, de unos 80 metros de longitud. Con su arena negra de origen volcánico, esta playa conserva su estado natural y se puede llegar en coche hasta muy cerca y terminar el trayecto a pie.

Las mejores calas de Gran Canaria

Aguadulce (Telde): Situada al sureste de la isla de Gran Canarias, y cercana a un yacimiento arqueológico dentro de un paraje natural. Se puede llegar a ella en coche. Esta cala de arena dorada y fina está protegida de las fuertes corrientes de agua, así que su oleaje es moderado. El mar cristalino invita a la práctica del buceo.

El Juncal (Agaete): Si te gustan las playas solitarias, en las que hay que atravesar caminos salvajes para llegar, entonces esta es tu cala. La recompensa a esta travesía comienza desde el camino donde la vista se recrea con el paisaje y, ya en la cala, el mar tranquilo y cristalino es el protagonista. La cala se encuentra situada al noroeste de la isla.

Guía completa de La Graciosa

SHARE THIS STORY |

También te puede interesar